viernes, 15 de agosto de 2014

Cebolla Caramelizada con Miel de Caña.


INGREDIENTES:
- 3 cebollas grandes, moradas mejor que son mas dulces.
- 50 gr. de brandy
- 50 gr. de aceite de oliva
- 60 gr. de Miel de caña ( o 50 gr. de azúcar Morena)
- sal y pimienta.
 Con Thermomix :
Pelamos las cebollas y las troceamos en trozos grandes, ponemos en el vaso de la Thermomix y picamos 7 segundos velocidad 5.  incorporamos el brandy, el aceite y la miel de caña y una pizca de sal y pimienta. Programamos 35 minutos, temperatura varoma, velocidad cuchara.
La podemos guardar en la nevera en un tarrito dura muchos días, y le podemos dar múltiples utilidades*.

*A la cebolla caramelizada podemos encontrarla en múltiples elaboraciones. En algunas de ellas, el contrapunto de sabores y la combinación de texturas son especialmente notables:
  • 1. En tortilla. Tanto en la tradicional de patata, como en una francesa o con tortillas paisanas con un pisto de verduras, es un complemento idóneo. Es mejor cocinar por una parte las verduras o las patatas, y con posterioridad agregar la cebolla caramelizada para potenciar el sabor de la receta. La combinación de patata cocinada con cebolla caramelizada en sí es la base de ensaladas templadas, de revueltos de huevo y tortillas y de guarniciones de pescado y carnes blancas a la plancha.
  • 2. Con verduras salteadas. En general, va bien con todas las que solemos saltear, ya que realza su sabor. Queda muy bien con unos espárragos trigueros, con unas tiras de calabacín y con puerros, pero sobre todo con los hongos, champiñones y setas en general. El sabor terroso de estos alimentos es refinado y se complementa a la perfección con la cebolla caramelizada.
  • 3. Con unos pimientos asados, junto con berenjena (también asada) y unos ajos confitados, como acompañamiento de la ensalada caliente más famosa: la escalibada catalana. En este plato, la caramelización de la cebolla une el resto de los ingredientes y sabores.
  • 4. Con foie. La combinación de la cebolla caramelizada con foie es un plato redondo donde el dulzor de la cebolla rebaja un tanto la grasa del foie y, a la vez, fusiona los dos sabores. Una vez que los hemos probado juntos, cuesta pensar en uno sin el otro.
  • 5. Con morcilla. Entre las elaboraciones grasas, una opción más barata que el foie es la morcilla asada. Acompañada con cebolla caramelizada y unas láminas de manzana salteada, se transforma en uno de los pinchos o tapas más utilizados en la zona de Burgos (famosa por sus morcillas de arroz y cebolla).
  • 6. Con solomillo de vacuno y de cerdo, es una de las guarniciones más socorridas, así como con pechugas de pollo elaboradas a la plancha. Complementa de manera muy fácil. Si además acompañamos con unos pimientos del piquillo confitados, veremos que es una de las guarniciones más gustosas que habremos probado.
  • 7. Con pescados. También se puede utilizar, pero sobre todo para pescados asados enteros en el horno junto con unas patatas panaderas.
  • 8. En la elaboración de tartaletas (tipo quiche lorraine) con base de pasta quebrada y rellenas de verduras, jamón, nata y huevo. Un toque de cebolla caramelizada es una opción acertada, al igual que con las pizzas. Si queremos sorprender a nuestros comensales, podemos añadir un poco de esta cebolla a las pizzas caseras, ya sean vegetales (con champiñón, calabacín o pimientos) o algo más grasas, con bacon o carne picada.

Pastel de patatas y gambas.

Os dejo un estupendo pastel que esta bien rico y que con este calor gusta a toda la familia. Es fácil de preparar y lo podéis hacer y de...