Tarator .

diciembre 05, 2020 | 6 Comentarios

 

Es el Tarator, un gazpacho de pepino y yogur que proviene del legado sefardí y que esta recomendado para las épocas de calor. Ahora se hace con yogur, pero también se hacia con queso fresco o Kefir. Si no llevaba yogur, se le denominaba ‘djadjik’. Es un gazpacho «puro y duro, barato y fácil» de elaborar, que puede ser milenario y por supuesto anterior a la expulsión de los sefardíes de España en 1492. El Tarator es la receta «más antigua» de todas las rescatadas en Málaga de la cocina Sefardí, en un restaurante de Antequera , llamado "Coso de San Francisco" de Charo Carmona. Con origen en la península, hoy se mantiene aunque con algunas variantes en países como Turquía y Grecia, apuntan algunos investigadores de la cocina Sefardí, quienes  consideran la receta «perdida y recuperada». 

Pues si, esta receta no es griega ni turca “Es de origen sefardita” Tras su expulsión (1492) los sefardíes la llevaron consigo y hoy es un plato tradicional en los Balcanes.

La gastronomía sefardí corresponde al conjunto de costumbres culinarias de los judíos Sefardíes que viven o descienden de judíos procedentes de España, Portugal, el litoral mediterráneo de África, y los territorios que comprenden el ex Imperio otomano, o en general a todos aquellos judíos de origen distinto al ashkenazi (judíos de origen alemán, ruso o centroeuropeo Asquenazis), incluida la península Ibérica de donde son originarios. 

La presencia judía en la Península Ibérica, data desde los albores de nuestra civilización (se estima desde el año 70 d. C.) hasta su expulsión en 1492 d. C. por los Reyes Católicos. En marzo de este año dictaron un decreto por el que los judíos debían convertirse al cristianismo en el plazo de tres meses o serían expulsados. La vida judía está marcada por sus obligaciones religiosas y por las fiestas que llevan consigo toda una liturgia de comidas, ayunos y oraciones.



Ingredientes.

400 gr de queso fresco o  4 yogures tipo griegos sin azúcar.

2 Pepinos.

2 cucharadas de aceite de oliva.

1o 2 diente de ajo.

50 gr de nueces peladas.

sal. 

Eneldo fresco picado.

Pelar los pepinos y poner en el vaso batidor, agregamos el resto de los ingredientes.

Batimos bien, que quede cremoso. Salar al gusto, poner eneldo, yo le pongo sobre media cucharada picada y el resto para adornar. 


Para ver todas las recetas de este reto de cocina Sefardí, pinchar aquí.





6 comentarios:

  1. Oooooh con lo que me gustan a mi los gazpachos, tiene una pinta deliciosa!
    un besito

    ResponderEliminar
  2. Hace poco que he conocido el gazpacho de pepino con yogourth o con kefir, (así me lo hacía yo con Kefir) que me encantan los gazpachos pero desconocía ese nombre. Gracias por acercarnos una receta tan antigua y de actualidad en lugares como los Balcanes. Beso.

    ResponderEliminar
  3. La verdad que no lo conocía, en sí nunca he probado un gazpacho, me parece un sabor muy original que dan ganas de probar para ampliar mi cultura gastronómica, gracias por esta receta. Saludos!

    ResponderEliminar
  4. De ve delicioso, otra que se viene a mis pendientes :)
    Mil gracias!

    ResponderEliminar
  5. Me encantan estos gazpachos frescos y ligeros, muy buena opción.
    Besos

    ResponderEliminar

Gracias por hacerme una visita, y por tu comentario, ya que me ayuda mucho.